Solo los laguenses somos capaces de unir y disfrutar tan bien una fiesta religiosa, como lo es la celebración del señor del Calvario y las actividades paganas de diversión en las instalaciones de la Feria. Para ambos hay público deseoso de participar y que, cada año, espera la fecha para hacer reunión familiar y de amistad.

La frase con la que titula esta columna no es de mi autoría, la tomo prestada de una persona que participa este año en las actividades de fiesta (pero como no asistió a la presentación de actividades y de la Reina de las Fiestas de Lagos pues no lo nombraremos), pero que encierra una verdad de cómo nos sumergimos tanto en una tradición, que los organizadores de las fiestas desde hace muchos años ya la hicieron regla.

A los plebeyos solo nos toca aceptar a quien se escogió de reina, la regla es que tiene que ser de una familia bien, de estatus socioeconómico bien representado, de dinero y apellido reconocido para que me entiendan. Por eso se hace una selección de niñas y se mandan invitaciones a los padres de las candidatas, para ungir a la soberana una vez que se tiene un acuerdo, y nunca se nombra a quienes estuvieron en la terna (por respeto, dicen). Prosigue un rito protocolario, que incluye que las autoridades llevan serenata y realizan una cena en casa de la seleccionada, y comienzan las reuniones con las personas que se encargaran de adiestrar en todas las artes monárquicas a la Reina (si, adiestrar es la palabra correcta, camina así, siéntate así, saluda así, habla así…), después viene el equipo de organizadores que cobran muy bien por el show, fotos, maquillaje, presentación, discurso, pasarela, peinado, ropa, galanes, princesas y un largo etcétera, que pagamos los laguense por tener Reina de las fiestas.

El resto ya es del dominio popular: asistir al baile de coronación, rendir homenaje y disfrutar del artista, el espectáculo de bailarines (se ha convertido en algo tan monótono y repetido que sería interesante ver este año algo distinto) y entretenerse con demás parafernalia.  Ojo, los organizadores dicen conocer a la gente y su impuntualidad (no todos somos así), así que, si el evento dice a las 7, comenzará más tarde, para que lleguen y que los puntuales paguen por los impuntuales.

Dice una regla que es válido repetir algo que funcionó, y con esta bandera tienen muchos años trabajando en la organización, los mismos grupos, los mismos juegos, las mismas barras, restaurantes, puestos, rodeos y otros espectáculos, no hay nada nuevo bajo el sol; pero es algo que asegura lleno total, el Teatro del Pueblo a reventar, los bailes con sobrecupo y los otros espectáculos, aunque siempre se quejan OFF THE RECORD de que les falsifican boletos, siguen cada año haciendo Show.

El quejarnos del costo de entrada es ya una costumbre, sobre todo los que asisten casi todos los días. Para las familias, el que incluyan los juegos es un respiro a la economía, porque así los pequeños pueden subirse a las maquinas, aunque sean las mismas, aunque los operadores te traten como ganado y te hagan siempre mala cara y aunque tengas que hacer filas de más de media hora para subirte a un juego, lo importante es que los chiquillos se cansen y el papá pueda tomarse una cerveza y saludar amigos, en lo que ellos buscan adrenalina mecánica.

Las carteleras de grupos y eventos ya están saliendo, hay espectáculos hasta en el palenque de gallos, incluyendo toros y un comediante (que nunca he escuchado y que poco abonara a las buenas costumbres). La Kebuena en el Teatro del Pueblo, Javier Lara en los bailes, Tony Muñoz eventos populares, Lula en Flor Campesina y más nombres que poco importan a la gente, que quiere ir y divertirse, disfrutar esas instalaciones que bien cuidadas tiene el patronato y, sobre todo, poder encontrarte con esos amigos que solo ves para estas fechas de vacaciones.

Uno de los lemas de las fiestas con el que más he coincidido es el de “La Fiesta la Haces Tú”. Lo importante es convivir, divertirnos y literal, llevarnos la fiesta tranquila.

P.D. El tema de las calles compuestas lo tocaremos en otro artículo

P.D. 2. Seguridad Pública y Protección Civil serán los más reconocidos o señalados. Todos los laguenses esperamos sólo una cosa de ustedes, hagan su trabajo.

P.D. 3 Larga vida (de agosto a agosto) a la Reina.