Campesinos, amas de casa y obreros, organizados en el Movimiento Antorchista, afectados por los incumplimientos en próximos días marcharán, de nueva cuenta,  por autopistas y carreteras federales.

No obstante la grave situación en materia de bienestar social que prevalece en Jalisco, la Administración Estatal que encabeza Aristóteles Sandoval Díaz,  a pesar de que está a punto de concluir, pretende dejar en el olvido acuerdos de obras sociales tomados, desde hace algunos meses, con la dirigencia del Movimiento Antorchista en el Estado,

Por lo anterior, contingentes de campesinos, amas de casa y obreros de diferentes municipios del Interior del Estado y de la Zona Metropolitana de Guadalajara, afectados por los incumplimientos de nueva cuenta marcharán  simultáneamente, en próximos días, por autopistas y carreteras federales, anunció Eduardo Campos Flores, líder del antorchismo jalisciense.

El dirigente señaló, en un estudio comparativo con el año 2010 apenas publicado,  el CONEVAL encontró que en 34 de los 125 municipios de Jalisco incrementó el porcentaje de población que vive en pobreza, con lo cual se indica que uno de cada cuatro municipios jaliscienses incrementó su población pobre.

El informe refleja que una buena parte del pueblo jalisciense vive en pobreza. El  ingreso de los trabajadores no es suficiente para que puedan alimentar a sus familias, muchos subsisten con falta de acceso a educación básica; a servicios de salud; seguridad social;  a una vivienda hecha de material y con espacio para cada integrante y sobre todo  carecen de servicios básicos de calidad.

Sin otra alternativa a su alcance más que el Derecho Constitucional de manifestación y denuncia pública, los antorchistas por las vías de comunicación,  exigirán enérgicamente que las autoridades estatales den cumplimiento a la palabra que empeñaron con una parte de sus gobernados agregados en las filas de Antorcha, remató Campos Flores.