El Lagunese Hugo René Ruiz Esparza Hermosillo cierra la recta final de los aspirantes a la dirigencia del PRI estatal, al parecer solo con la intención de reelección de Ramiro Hernández y la opción de Sangre nueva que representaría el ex diputado Local. 

 

Muchos ciudadanos de las regiones del estado ven con buenos ojos la renovación del partido, esto después de los resultados de los últimos comicios electorales, donde ya se ha dio una depuración natural con algunos actores políticos que han dado chapulinazo a otros partidos o proyectos “Ideológicos” dejando el camino para que el partido de el cambio que tanto ha pregonado y que al final siempre queda en el círculo de los viejos priistas. 

 

Los que se quedan cierran filas, son varios nombres de posibles candidatos que se apunten a participar en esta elección, pero con información de fuentes estatales, se puede casi asegurar que serán solo dos los registrados, una diferencia generacional entre ambos y el laguense viene con buenos aliados que han manifestado ya abiertamente su apoyo, no solo en las regiones sino en la misma zona metropolitana. 

Tlaquepaque, Guadalajara y algunos militantes de Zapopan ya están listos para respaldar este proyecto de renovación, que mucha falta le hace al Partido Revolucionario Institucional. 

 

Apenas hace unos días, se escuchaban varios nombres para llevar las riendas del PRI estatal, entre ellos: Manuel Alfaro, Fernando Pulido Kim, Abel Salgado, Ángeles Arredondo, Miguel Castro Reynoso, José Luis Orozco y el actual dirigente Ramiro Hernández, después de los acercamientos y diálogos, serán solo dos los contendientes: Hugo René Ruíz Esparza y Ramiro Hernández.  

 

El Gobernador influye 

De todos es sabido que en el partido tiene mucha injerencia la opinión de los gobernadores en turno y ya se ha filtrado en algunos periodistas de la zona metropolitana, que Aristóteles Sandoval ve con buenos ojos el cambio generacional que puede hacer la elección de Hugo René Ruiz y sería buena influencia para el partido. Al parecer esta opción ya fue platicada con el propio Miguel Castro y Alfredo Barba lideres naturales del priirsmo del área metropolitana. 

 

Ramiro Hernández al no verse favorecido por el grupo del gobernador, filtro entre los medios boletines donde pedía una elección abierta a la militancia, donde a las ultimas respuestas y declaraciones no cambiaría mucho el resultado y de participar el laguense tendría fuertes posibilidades de lograr el triunfo en la vía abierta. 

Sera este domingo cuando salga la publicación de la convocatoria y la reunión con los delegados el próximo 2 de diciembre donde la encuesta final dará el resultado que podría darle un suspiro de aliento al partido, o acabar de enterrarlo.