Debido a que el 90 por ciento de los casos de COVID-19 en el Estado se manejan de manera ambulatoria porque los pacientes presentan síntomas leves, la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ) emite una serie de recomendaciones para el cuidado en casa de personas con la enfermedad.

El paciente con COVID-19 debe ubicarse en una habitación bien ventilada y de ser posible solo. Los miembros del hogar deben permanecer en una habitación diferente o, si esto no es posible, mantener una distancia de al menos un metro de la persona enferma. Una excepción a esto puede ser considerada en una madre que esté lactando. La madre debe usar cubrebocas y tener una higiene de manos cuidadosa y frecuente cuando esté con su bebé.

En caso de ser el cuidador único de un niño menor de cinco años, puede quedarse con él, pero se debe utilizar cubrebocas y lavarse o desinfectarse las manos con frecuencia. Se recomienda también desinfectar frecuentemente las manos de menores de cinco años dado el contacto frecuente al tocarse la cara.

Otra de las recomendaciones importantes es limitar el número de cuidadores del paciente, idealmente se debe asignar a una persona con buena salud sin condiciones de riesgo y evitar visitas.

Igualmente se recomienda limitar el movimiento del paciente fuera del cuarto y minimizar el de espacios comunes como cocina o baño. Los espacios compartidos deben estar bien ventilados.

Los cubiertos y platos deben lavarse con agua y jabón o detergente después de su uso. Se deben limpiar y desinfectar una vez al día las superficies tocadas con frecuencia, como mesas de noche, cabecera de la cama y otros muebles del dormitorio.

Hay que limpiar y desinfectar las superficies del baño y el inodoro al menos una vez al día con cloro diluido. Se debe evitar agitar la ropa sucia del enfermo y procurar lavar la ropa de cama, toallas de baño y toallas de mano de la persona enferma, con detergente regular y agua, o con lavadora a 60 a 90°C.

Finalmente, se deben usar guantes desechables y ropa protectora por ejemplo, bata de tela o desechable cuando se limpien o manejen superficies o ropa sucia con líquidos corporales. La higiene de manos es esencial antes y después de quitarse los guantes.

La SSJ insiste en la necesidad de postergar los festejos y reuniones de todo tipo, tanto las que se llevan a cabo en salones, terrazas, clubes y espacios comunes; como las que se celebran en domicilios particulares (donde no deben coincidir más de diez personas), a fin de reducir al mínimo el riesgo de adquirir el virus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad llamada COVID-19.

Asimismo invita a permanecer en espacios públicos por corto tiempo, usar adecuadamente el cubrebocas (puede reducir hasta 90 por ciento el riesgo de contagio), evitar las aglomeraciones -especialmente en lugares cerrados-, mantener distancia de 1.5 metros entre personas, y lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón o usar gel alcohol.

También es muy importante estar alerta ante la presencia de síntomas como fiebre que no cede, dificultad respiratoria o registrar una saturación de oxígeno menor a 92 por ciento, y acudir de inmediato a una unidad médica, sin esperar al resultado de una prueba de laboratorio para SARS-CoV-2.