Cada año decenas de aves llegan a la explanada de La Merced durante la época de verano, ocasionando problemas de salud y contaminación, debido al mal olor producido por el excremento que arrojan en la zona, por lo que las autoridades municipales han optado en trabajar en una poda de árboles para ahuyentarlas.

“La razón por la que cada año estas aves acuden a la explanada de la merced es porque, si damos un recorrido por la periferia de la ciudad, podemos darnos cuenta qué hay cada vez menos árboles y ellas (las aves), por la protección y sombra que este tipo de árbol les ofrece es porque llegan ahí” explicó Cecilia Gómez Ramírez, jefa de Ecología Municipal.

“Al igual que el año pasado, aunque fue muy criticado el tema de la poda, en esta ocasión se optará por la misma solución; si podemos visitar la explanada podremos observar los árboles han retoñado y les ha servido” puntualizó la funcionaria.

Será a partir de los próximos días cuando las dependencias competentes comiencen a trabajar en la solución ya antes expuesta atendiendo a dicha problemática que incluso ya ha ocasionado obstrucciones de drenaje.