El objetivo es que las actividades presenciales se realicen con un máximo del 30% de la ocupación de las instalaciones universitarias y presenten los mínimos riesgos para la comunidad, mientras que el resto de las actividades se realizarán en línea

En el contexto de la pandemia de COVID-19 se han presentado retos importantes para la comunidad del CULagos, entre ellos: continuar ofreciendo educación de calidad, procurando los medios para evitar comprometer la salud de alumnos, docentes y trabajadores. Ante el riesgo de transmisión de persona a persona del virus SRAS-CoV-2, mediante microgotas de secreciones respiratorias –incluso a través de portadores asintomáticos–, desde la segunda quincena de marzo pasado se suspendieron hasta nuevo aviso las clases presenciales, mientras que la mayoría de las actividades administrativas fueron trasladadas al trabajo desde casa, trabajando por guardias solamente las áreas consideradas de servicios esenciales. Los actos públicos, académicos y eventos masivos organizados por nuestra casa de estudios también se suspendieron.

En torno a la pandemia, el panorama actual es aún más complicado que al inicio del decreto de la emergencia sanitaria. Tan sólo en Jalisco la situación se muestra poco favorable, reportando 9,327 personas infectadas, de las cuales han fallecido 1,045. Si lo comparamos con países de la talla de nuestro estado, como Grecia, que es un país con 11 millones de habitantes y que sólo ha tenido 3,826 enfermos y 193 muertes; Suecia, que con poco más de 10 millones de habitantes ha sufrido contagio de 1,603 personas, de las cuales han fallecido sólo 109; o Tailandia, con más de 65 millones de habitantes, que sólo ha tenido 3,220 contagios y 58 decesos, podemos darnos cuenta de la gravedad de la situación. Tan sólo en los Altos Norte, los contagios han sido tan frecuentes que San Juan de los Lagos ocupa el noveno lugar y Lagos de Moreno el décimo primer lugar de los municipios más afectados en Jalisco.

Según el último reporte de la Sala de Situación de la Universidad de Guadalajara, el 53% de los contagios totales en Jalisco han tenido lugar en las últimas tres semanas y el 56% de los fallecimientos en el mismo lapso de tiempo. En resumen, en este momento estamos en una peor situación que en marzo y, no obstante, tenemos medidas más laxas. Si esta situación no ha empeorado, es gracias al paro de actividades del único sector que no ha vuelto a la nueva normalidad, que es el sector educativo.

Dado el compromiso que la Universidad de Guadalajara ha adquirido con la sociedad, tanto en el sentido de contribuir a evitar brotes de la pandemia, como en el de continuar formando integralmente a sus estudiantes, se han establecido medidas que permitirán llevar a cabo el examen de admisión para los aspirantes de primer ingreso, así como protocolos sanitarios que regularán las actividades cotidianas de toda nuestra comunidad en el período venidero. Ambos asuntos se detallarán a continuación.

El examen de admisión se llevará a cabo el próximo lunes 10 de agosto a las 8:00 de la mañana. Solamente se aplicará a los aspirantes de la sede Lagos de Moreno que han realizado su solicitud para ingresar a las siguientes carreras: Ingeniería Bioquímica, Ingeniería en Electrónica y Computación, Ingeniería Mecatrónica, Ingeniería Industrial, Licenciatura en Administración, Licenciatura en Psicología y carrera de Abogado. No harán prueba de aptitud académica los aspirantes a Ingeniería en Administración Industrial, Ingeniería en Mecánica Eléctrica y Licenciatura en Humanidades, en las cuales los aspirantes tienen su pase directo y no necesitan realizar examen de admisión.

En cuanto a las carreras de la sede San Juan de los Lagos, sus aspirantes se encuentran exentos de examen de admisión; se trata de quienes se han registrado para ingresar a las carreras de Abogado Semiescolarizado, Licenciatura en Psicología, Licenciatura en Tecnologías de la Información, Ingeniería en Videojuegos y Licenciatura en Periodismo. La incorporación de los aspirantes que no presentarán examen de admisión requiere de la entrega de documentación y la realización de los trámites correspondientes, que en esta ocasión se admiten vía electrónica para evitar desplazamientos. La información correspondiente a estos trámites ya está circulando en nuestros medios oficiales.

De manera previa a la aplicación, se trabajará en la desinfección de baños, salones, butacas y superficies como puertas, manijas y pasamanos, para garantizar que el examen se llevará a cabo en un espacio sano y seguro. Quienes vayan a aplicar el examen deberán portar correctamente y en todo momento su cubrebocas (en caso de no traerlo, les será proporcionado uno antes de ingresar al aula), además de traer consigo su credencial de aspirante, identificación, lápiz del número dos y borrador; no se permitirá el ingreso de ningún tipo de contenedor ni habrá espacio para resguardar mochilas o bolsos, por lo que se les pide no traerlos consigo; una indicación importante es la de evitar acudir acompañados, para no contribuir al agrupamiento de personas. La cantidad de alumnos que ingresarán a cada aula a aplicar el examen no excederá de los veinte.

Los estudiantes no tendrán que formarse en la entrada de las instalaciones, ni se les va a retener en ningún punto para formar grupos, si no que deberán identificar la señalética que les indicará la ruta para acceder al aula que les ha sido asignada; en caso de tener que esperar antes de pasar por el filtro sanitario de cada aula, deberán hacer fila guardando distancia de metro y medio –que estará señalada en el piso–; antes de ingresar al aula se realizarán medidas de desinfección a la vez que se les medirá la temperatura y se les hará un breve cuestionario, lo que permitirá decidir si es pertinente que el aspirante realice el examen o si debe acudir a los servicios médicos y recibir orientación sobre el oportuno diagnóstico del COVID – 19.

De manera general, y para tranquilidad de los aspirantes, se recomienda que en el caso de tener síntomas como temperatura, resequedad de garganta o dolores de cabeza y del cuerpo, se abstengan de presentarse y en su lugar envíen lo antes posible un correo electrónico a la dirección cromo@lagos.udg.mx, de manera que se les brinden indicaciones para reprogramar el examen para el 31 de agosto.

Por otra parte, la Junta Divisional del Centro Universitario de los Lagos ha elaborado el “Protocolo sanitario particular de CULagos ante COVID19”, atendiendo a las recomendaciones de los respectivos protocolos europeos, así como a las indicaciones de los gobiernos federal y estatal, a la Guía de Salud Ocupacional para el retorno laboral, que realizó la Coordinación General de Recursos Humanos y el Protocolo para la Continuidad Académica, elaborado por la Coordinación General Académica de la Universidad de Guadalajara.

En este protocolo se prevé que las actividades escolares y universitarias, tanto docentes como administrativas, estén reducidas al 30% de la presencia física. Siguiendo con las recomendaciones de la Administración General de la Universidad de Guadalajara, estarán exentos de trabajo presencial los mayores de sesenta años, las mujeres embarazadas, y las personas con salud comprometida, el resto de los universitarios trabajarán de acuerdo a un rol para las oficinas compartidas por dos o varias personas, por ejemplo: los coordinadores de carrera no atenderán todos los días de la semana, sino que lo harán uno o dos días, de acuerdo al rol previsto.

Para la actividad docente, la Junta Divisional ha evaluado cuáles son los cursos susceptibles de ser impartidos en línea al 100%. La decisión correspondiente es que prácticamente todas las licenciaturas de la División de Estudios de la Cultura Regional –las humanidades y las ciencias sociales– seguirán impartiendo clases en línea para el próximo calendario. En el caso de las ingenierías, el director de la División de Estudios de Biodiversidad y la Innovación Tecnológica, junto con los jefes de departamento han hecho una propuesta en la que se han definido las clases cuya actividad presencial se requiere en cierto porcentaje; además, la actividad docente presencial solamente se llevará a cabo una semana al mes para los grupos que así sean establecidos. En ese orden de ideas, se dará prioridad al trabajo presencial a los estudiantes que requieran hacer prácticas en laboratorios, así como a los que se encuentran en la etapa de elaboración de tesis para su próxima titulación y también para la actividad de investigación de los estudiantes de posgrado. Lo que no se encuentre contemplado en el protocolo, será resuelto por la Junta Divisional.

También es importante mencionar que se está elaborando un protocolo exclusivo para la investigación en el CULagos, de tal manera que se permita definir cuáles serán los roles de trabajo, dado que la investigación es una de las actividades susceptibles de entrar en este porcentaje de 30% de actividad presencial. En los eventos organizados para la extensión y difusión del conocimiento y la cultura, tales como la Feria de las Ciencias, la Feria de las Humanidades y el Otoño en Lagos, prevalecerán también las modalidades virtuales. El trabajo que se ha realizado para el retorno al calendario 2020B muestra que el CULagos está preparado para ello; sin embargo, cabe la posibilidad de que el Consejo de Rectores determine de último minuto, en una reunión virtual que se realizará en la última semana de julio, que no se realice el examen de admisión y que no haya retorno presencial para el siguiente semestre de acuerdo con las condiciones en que se encuentre la emergencia sanitaria.