Gabriela León

Paralela a las marchas en todo el país, cientos de mujeres y niñas y niños se reunieron este 8 de marzo para realizar el convoy contra la violencia de género más grande visto por la comunidad laguense.

 

El contingente arrancó desde La Calzada “Pedro Moreno” cerca de las 10 de la mañana. Dividida en tres secciones, la marcha que se pronunciaba separatista en un principio incluyó los colores blanco y violeta (contra la violencia de género), pañuelos verdes (a favor del aborto legal) y rosas (apoyando al movimiento de defensa trans género), además de una formación en contra de la instalación del gasoducto en el Pueblo de La Laguna, el cual es encabezado por mujeres oriundas.

 

Cerca de 200 mujeres, niños, niñas y algunos hombres que acompañaban, recorrieron las principales calles del Centro Histórico de la ciudad.

 

Al unísono, las filas que abarcaban casi tres cuadras, levantando pancartas a favor de los derechos de las mujeres, gritaron con rabia y energía consignas como “El Estado no me cuidan, me cuidan mis amigas”, “Señor, señora no sea indiferente; se mata a las mujeres en la cara de la gente”, “Alerta, alerta, alerta a los machistas, que América Latina será toda feminista” y “Mujer, escucha esta es tu lucha”.

La marcha a favor de la sororidad de género, ante una realidad cada vez más insoportable y que cada día mata a 10 mujeres en el país, concluyó en el Jardín de los Constituyentes, frente a la Parroquia de la Asunción, donde se conglemoraron más personas y se colgaron las diferentes mantas, con la finalidad de tomar un espacio exclusivo para mujeres y compartir sus experiencias de violencia y acoso, además de dar voz a los micro machismos con los que viven su día a día miles de mujeres.

 

Por la mañana, diferentes medios de comunicación y prensa siguieron el recorrido, además Policía Vial, Salud Municipal y Policía Municipal fueron recurridos por algunas participantes, debido a la circulación de amenazas en redes sociales de lanzar ácido a los contingentes.

Cabe resaltar que durante las actividades, adolescentes, mujeres mayores y niñas declararon intentos de violación, feminicidio, y acoso. Además se instaló un tendedero de denuncias anónimas en el kiosko.

 

Asimismo, el agua de las fuentes de las explanadas del “Cuarto Centenario” y “La Merced” fueron teñidas con colorante rojo, en alusión a la sangre de Fátima, Ingrid, Lucía y más de 3 mil mujeres víctimas de la violencia de género en México.

 

En Lagos de Moreno, tan sólo cuatro años después de obtener el título de Pueblo Mágico, también se activó la Alerta de Violencia de Género Contra las Mujeres (AVG). Ambos títulos permanecen vigentes en la ciudad, sin embargo la AVG no ha tenido seguimiento en la ciudad, según un informe publicado en julio de 2019 por la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ), el cual destaca que no ha habido acciones públicas que defiendan y protejan de manera profesional o capacitada la vida de una mujer violentada.

 

Sin embargo, este pasado domingo, previo al paro nacional, las mujeres organizadas de Lagos de Moreno, leyeron el pliego petitorio, dirigido a las autoridades y los ciudadanos por igual, para que cada día, toda mujer sea libre:

 

Lagos de Moreno 8 de Marzo de 2020

A la opinión pública

A los medios de comunicación

A la administración municipal de Lagos de Moreno

Al presidente municipal Tecutli Gómez Villalobos

Al rector del Centro Universitario de los Lagos

A las mujeres y hombres que habitan este municipio.

Hoy las mujeres que vivimos en Lagos de Moreno salimos a las calles para gritar nuestra rabia, nuestra indignación y para decirles que no queremos más mujeres asesinadas, más mujeres violentadas ni acosadas. Hoy las mujeres de esta región de los Altos de Jalisco nos unimos a la jornada global por el 8M, fecha históricamente reconocida por la lucha y la organización de mujeres obreras en Estados Unidos.

No es un día para celebrarnos, no queremos flores, no queremos felicitaciones. Tenemos en nuestro cuerpo y en nuestro corazón la rabia acumulada por toda nuestras muertas, por todas las mujeres que salieron de sus casas y ya no volvieron más. Nosotras sabemos que esto no es casualidad que existe todo un sistema y una estructura que nos violenta, que se apropia de nuestros cuerpos ya sea para prostituirlos, para hacerlos mano de obra barata para las empresas, que nos obliga a parir sin desearlo, que nos mantiene en casa al servicio de otros.

Ese sistema tiene un nombre y se llama Patriarcado, lo sabemos, por eso luchamos, por eso estamos aquí, por eso nos organizamos. No queremos vivir en un sistema que nos mata a nosotras por ser mujeres. Sabemos también que ese sistema que se llama Patriarcado está encarnado en los hombres, que son ellos quienes nos asesinan, nos violan, nos acosan, nos explotan, nos obligan a parir sin desearlo.

Y aquí decimos que somos nosotras las que nos defendemos, las que nos organizamos desde nuestra rabia y enojo para sobrevivir. También vemos que el Patriarcado dicta las leyes y los gobiernos. Dicta la economía y la salud, es por eso que a nosotras como mujeres nos pagan menos en nuestros trabajos que a los hombres. Las leyes de este país no condenan a los feminicidas, los dejan libres o ni siquiera la cárcel pisan.

Los gobiernos municipales, estatales y el federal no trabajan por legislar para que los derechos humanos de nosotras las mujeres se respeten y se cumplan. Acá mismo en nuestras geografías la empresa Gas Natural del Noroeste está operando bajo el visto bueno y el apoyo del municipio y del estado para instalar un gasoducto en la comunidad indígena de San Juan Bautista de La Laguna, sin importar el riesgo que implica para las y los habitantes de la comunidad y del municipio entero, violando el derecho humano al agua y la vivienda.

Las mujeres de la Laguna junto con sus compañeros están en pie de lucha defiendo el agua y su tierra. Agua que alimenta a todo el municipio.

Las mujeres de Lagos de Moreno nos reunimos hoy para exigir a las autoridades que legislen las políticas públicas necesarias para que el acceso a una vida libre de violencia sea realidad y no un discurso político.

Exigimos la no penalización por el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos. Deseando que todas las maternidades sean deseadas.

Exigimos una educación libre de dogmas. Una educación que nos haga pensar y desarrollar pensamiento crítico y que no sólo nos prepare para ser peones de los patrones.

Exigimos escuelas libres de acoso

Queremos y necesitamos una educación sexual integral para las niñas, niños y adolescentes. Una educación sexual que se base en el goce y el placer responsable, no en la culpa, el castigo y los prejuicios.

Peleamos nuestro derecho a vivir amando a quien queramos y no vivir discriminación por ello.

Exigimos una administración municipal que atienda y trabaje por asegurar el acceso a todas las mujeres a una salud pública digna y completa.

Y sobre todo estamos aquí para recordarnos a nosotras mismas que juntas somos más fuertes, que nos tenemos la una a la otra. Que tenemos a nuestras hermanas, mamás, compañeras, amigas, novias. Que juntas defendemos nuestro derecho a vivir, porque nosotras somos fuertes, somos Organizadas, porque con nuestro trabajo en casa, criando, alimentando, cuidando y reproduciendonos sostenemos a este país a este municipio aunque históricamente hayan invisibilizado nuestro trabajo y nuestros esfuerzos.

Nosotras queremos un mundo donde no no preocupemos por salir a la calle y no volver. Queremos un mundo donde no nos griten en la calle, donde el jefe el maestro, el cura o el amigo nos acose, nos Viole o nos mate.

Sabemos que en ningún lugar estamos seguras, que la mayoría de los asesinatos de mujeres son a manos de hombres cercanos, el amigo, el novio, el. Papá, y porque lo sabemos bien es que nos organizamos es que nos juntamos todas porque sabemos que si tocan a una nos tocan a todas.

Hoy aquí reunidas mientras en todo el mundo se reúnen cada cual en su geografía distintas mujeres alzamos la voz pero también la mano, gritamos nuestro dolor pero también nuestra rabia y nuestra Alegría de saber que las que seguimos aquí vivas, luchamos porque las que vienen vivan mejor, porque nosotras sigamos vivas y luchamos y acompañamos también a las que ya no están, abrazamos a sus familiares. Sabemos que en el corazón de cada mujer late la certeza de que sos fuertes de que merecemos vivir sin la violencia que ejercen los hombres y juntamos lo recordamos y lo gritamos.

¡Vivas y Libres nos queremos!

Ni una más ni una asesinada más!

Contra toda la violencia machista

Organización feminista!

Contra el odio de los hombres el amor entre nosotras!