La lucha del antorchismo no es únicamente por demandas de corto plazo del campo mexicano, sino para acabar de raíz con las causas que provocan el atraso de la zona rural.  

Siguen siendo rehabilitados varios caminos vecinales y saca cosechas de un considerable número de comunidades y ejidos del municipio alteño de Lagos de Moreno. Los trabajos se ejecutan con un módulo de maquinaria que fue gestionado por el Movimiento Antorchista ante la Secretaría de Desarrollo Rural (SEDER).

Entre las localidades que resultaron beneficiadas se encuentran: San Cristóbal, La Punta, La Troje, entre otras cuyos, pobladores vieron resueltos  los graves problemas de incomunicación que sufren, año con año, durante cada temporada de lluvias, informó María Luisa Hernández Rico, representante del antorchismo en los Altos de Jalisco.

La rehabilitación de las vías de comunicación seguirá llevándose a cabo pues, las máquinas están bien resguardadas en la zona por parte de los habitantes de los lugares en coordinación con las autoridades agrarias y municipales por lo que, se espera que se llegue a rehabilitar la mayor parte de la infraestructura rural de esta vasta región de la geografía jalisciense, considerada por los distintos niveles de gobierno en situación de alta y muy alta marginación.

Asimismo, Hernández Rico indicó, la lucha de los antorchistas no es únicamente por demandas de corto plazo del campo mexicano, sino para acabar de raíz con las causas que provocan el atraso económico, político y cultural de la zona rural de México.  Para  tal efecto no son suficientes las pequeñas mejoras o los subsidios ya que, lo que se requieren son cambios estructurales.

Por ello la dirigente hizo el llamado a los trabajadores del campo y la ciudad a que, sin titubeos, se incorporen a las filas de Antorcha y construyan una gran fuerza social, conformada por varios millones de mexicanos, fuertemente educados y organizados, que sea capaz de tomar las riendas del poder de la nación y desde allí impulsen un nuevo rumbo económico en nuestra Patria, concluyó.