Terminaron las labores de rescate de los cuerpos de las víctimas del accidente del pasado fin de semana.

 

El pasado domingo, se registró un accidente en la presa La Sauceda, ubicada en la jurisdicción del municipio de Lagos de Moreno, a causa del mismo fallecieron tres personas. Desde ese día iniciaron las labores de rescate de los cuerpos, la cual finalizó el día de ayer.

Gregorio Pedroza Perea, director de Protección Civil de Lagos de Moreno, reiteró sus condolencias a las familia de las victimas e indicó que fueron varias dependencias las que intervinieron, Protección Civil del Jalisco, Bomberos, Policía Municipal y SEMEFO. “Manejando técnicas en cuestión de buceo, otra técnica que se utilizó fueron el uso de cuerdas con anclaje y el uso de lancha, también con anclaje, son tres técnicas donde se estuvieron barriendo perímetros pegados al ángulo de lo que es la rivera de piedra con el lavadero de dicha presa, donde los primeros días no se tuvieron resultados, pero dando finalmente ya con el perímetro correspondiente, con la ayuda del señalamiento de los mismos familiares”, explicó.

Asimismo, ahondó sobre las difíciles y riesgosas condiciones de entrar a dicha presa. “Es un cuerpo de agua muy grande. Las inmersiones son muy trabajosas por las cuestiones de las aguas frías de la presa, que tiene profundidades de hasta 25 metros, por el asolvamiento que tiene, se llegaron hasta los 17 metros, topando con fango, piedra y ganchos con los que se atora quien se sumerge”, señaló Pedroza.

Las labores de búsqueda se mantuvieron de 9 am a 7 pm, en las cuales los rescatistas no debían comer para poder sumergirse, cuidar las descompensaciones por la presión del agua estancada y estar equipados para buscar en la turbiedad del agua porque no hay visibilidad, incluso el propio director de Protección Civil, sufrió lesiones durante las labores de rescate de los cuerpos.

Cada año hay algún accidente mortal por ahogamiento en los cuerpos de agua.

El director de Protección Civil de Lagos también Informó una estadística preocupante, sobre el total de personas que han fallecido en los últimos años. “Los ahogamientos por inmersión, haciendo un conteo de cinco años a la fecha, han sido 12 personas que han perecido en este tiempo”. Confirmó que cada año, hay al menos algún accidente en algún cuerpo de agua en las inmediaciones.

Por tal razón se apela a la conciencia de las personas que asisten a las presas y demás áreas naturales donde hay agua. Entre las recomendaciones se alerta que no deben sumergirse en las partes hondas, incluso, sí solo van a entrar a una profundidad de un metro, deben hacerlo con precaución, utilizar chaleco salvavidas, no haber ingerido mucho alimento y menos bebidas alcohólicas. Se destaca que, si una persona no sabe nadar, es mejor que no se meta y si sabe nadar, no confiarse, porque esas aguas son muy peligrosas, son frías y están llenas de elementos con las que se atoran y ya no pueden nadar. “La parte más segura que tiene la persona es estar fuera del agua”, finalizó el director de Protección Civil Municipal.

Gregorio Pedroza, director de Protección Civil Municipal