La noche de éste miércoles, Ricardo Anaya Cortés, precandidato de la coalición “Por México al Frente” a la presidencia de la Republica, visitó Lagos de Moreno, acompañado por uno de sus coordinadores de precampaña, Santiago Creel y de los precandidatos de Movimiento Ciudadano a gobernador y a senador por Jalisco, Enrique Alfaro y Clemente Castañeda, respectivamente; así como de los abanderados locales de MC, Hugo Zamora, precandidato a diputado local y Tecutli Gómez, precandidato a la alcaldía de Lagos.

Ante militantes y simpatizantes de Movimiento Ciudadano y del Partido Acción Nacional de los municipios de la región, los precandidatos del Frente para prácticamente todos los puestos de representación electoral de todos los niveles de gobierno, se dirigieron a la gente para comprometerse a cambiar el “sistema de corrupción e impunidad” que ha imperado en la clase política en México. Según el boletín de los organizadores del mitin, asistieron unas 7 mil personas.

Clemente Castañeda fue el primero en dirigirse a los asistentes, para dar su respaldo a Ricardo Anaya y Enrique Alfaro. Explicó que “por eso existe el Frente, porque vamos a sacar al PRI y porque vamos a construir un México próspero, libre y con oportunidades para todas y para todos”, y se comprometió a trabajar para revertir el gasolinazo, detener la construcción de la presa el Zapotillo e impedir la militarización del país, entre otros señalamientos.

Siguió al micrófono Enrique Alfaro, quien solicitó a los militantes y simpatizantes de MC que apoyaran a Ricardo Anaya para lograr la candidatura a presidente de México, porque considera que el precandidato a la presidencia del país siempre se ha enfrentado al sistema de partidos políticos corruptos, pero le pidió al expresidente nacional del PAN que ‘también tenga memoria que éste sistema le ha fallado a México’ y le solicito ‘que se asuma como el líder de la oposición en México’. Asimismo, aseguró que no se arrepentía de apoyar a Andrés Manuel López Obrador en 2006 y 2012, pero que los valores que representaba el abanderado de MORENA, los abandonó por su “ambición de poder”. Afirmó que él defendía y representaba a un movimiento para cambiar a Jalisco, no a un partido, con lo que aplacó a los militantes y simpatizantes del PAN presentes que ondeaban sus banderas blaquiazules.

Ricardo Anaya cerró el mitin hablando de distintos temas, comenzando por aclarar que efectivamente, sus abuelos son originarios de Lagos de Moreno, mismos de los que aprendió valores como la honestidad y la solidaridad y que eso le hace comprometerse especialmente con toda la región. Señaló su reconocimiento al “trabajo y el liderazgo de Enrique Alfaro” y sentenció que “el régimen, económico político y social en México está agotado”.

“Vamos a cambiar al régimen, y ese es el compromiso que yo vengo a asumir a los Altos de Jalisco, y cambiar al régimen implica fundamentalmente dos cosas, primero vamos a hacer un gobierno de coalición, no un gobierno de un partido político con una sola visión, vamos a hacer un gobierno ciudadano, un gobierno al servicio de la gente […], el segundo compromiso es que vamos a romper el pacto de impunidad, ya estuvo bueno de que el gobernante en turno, le ayuda a su sucesor a llegar al puesto con una condición, que le cuide las espaldas, que le solape la corrupción y la robadera de su sexenio, eso con nosotros se va a acabar, no va a haber venganza pero si habrá justicia, el que la haya hecho la va a pagar”, señaló Anaya.

Reconoció que, con Vicente Fox, con la alternancia, hubo cambios, pero no se acabó con el régimen de corrupción y el ‘pacto de impunidad’ y aprovecho para señalar también, que ahora quien abandera las causas de diversos personajes impresentables y corruptos han sido perdonados por el líder de MORENA, “quien está repitiendo esa historia de errores e impunidad, es justamente Andrés Manuel”, acotó.

Incluyó en su discurso los pilares sobre los que basará su plataforma electoral y sus propuestas al nombrarlas como las prioridades identificadas para lograr cambiar a México y las enumeró de forma concisa.

“Tenemos muy claras nuestras prioridades: primero, cambio radical, es decir cambio de raíz en el combate a la corrupción; segundo, vamos a acabar con la pobreza extrema, sabemos cómo hacerlo, tenemos el mejor plan para lograrlo, no es ético, no es moral que 11 millones de personas vivan en pobreza extrema y no sepan que van a comer al día siguiente; tercero, habrá estado de derecho; cuarto, vamos por una economía que crezca para todos, no solo para unos cuantos; quinto, vamos a recuperar la paz y la tranquilidad de nuestro país y; sexto, vamos a recuperar con dignidad el lugar que le corresponde a México en el mundo”, expuso el precandidato a la presidencia.

Se despidió asumiendo los compromisos a los que lo sumaron Alfaro y Castañeda en la región, reconoció a los militantes y simpatizantes presentes y aseguró que regresará a Lagos de Moreno en campaña para comprometerse de con la gente de los Altos de Jalisco.